Un nuevo vestíbulo para la Torre Marenostrum, el emblemático edificio de la Barceloneta

Un nuevo vestíbulo para la Torre Marenostrum, el emblemático edificio de la Barceloneta

La Torre Marenostrum, propiedad de la inmobiliaria Colonial y obra de los arquitectos Enric Miralles y Benedetta Tagliabue, se levanta sobre los terrenos donde hace más de 150 años se encontraba la primera fábrica de gas del país.

 

El edificio se sitúa al lado de la ronda del Litoral, a tocar del mar Mediterráneo. La parte más reconocible es la enorme torre de veinte plantas, que se puede ver desde diversas partes de la ciudad condal.

Tres edificios conectados, a diferentes niveles, de formas geométricas y recubiertos de vidrio. La torre de oficinas cuenta con 22.000 metros cuadrados habitables. El segundo bloque es un espectacular prisma rectangular que sobresale horizontalmente de la torre central y queda flotando. Finalmente, adosado a la torre, hay un tercer espacio de cuatro plantas.

 

La rehabilitación del vestíbulo de la Torre Marenostrum

El objetivo de la obra ha sido construir un vestíbulo en consonancia con las necesidades de las personas que allí trabajan, por tanto: renovado y con más luz.

Para realizar la remodelación, se ha derribado un altillo que existía para hacer una doble altura, se han modificado todos los techos con formas redondeadas, se han creado paneles retroiluminados, pavimentos de gran formato y remates de madera de doble altura y se han introducido tiras led a todos los cambios de nivel para dar más amplitud al espacio. Cabe destacar la incorporación de un mostrador de diseño elaborado íntegramente por Krion Porcelanosa.

El equipo de profesionales está formado por el arquitecto Sergio Sanz, el instalador David Costajussà e INNOVAGRUP Solid Surface. El equipo de OIC Penta ha estado formado por el director técnico David Díez, el jefe de grupo Manuel Gallardo y la jefa de obra Nuria Selva.

 

El juego de luces del edificio

Uno de los rasgos más característicos de la Torre Marenostrum son los reflejos que crea con el entorno: el edificio flotante que recuerda a las paralelas que conectan los aviones, refleja la actividad de los alrededores y la luz del cielo.

La obra está integrada plenamente en el entorno: el mar, la Barceloneta, la capital catalana. Cuando el sol la ilumina, la vemos como una torre de plata que aparece de entre las olas del Mediterráneo. De esta manera, la naturaleza hace que sea un edificio en metamorfosis permanente y es que nunca lo encontramos igual. Todo depende del estado de la ciudad, la cual se refleja.

 

Nuestros equipos de OIC Penta cuentan con una destacada experiencia en edificios de oficinas. ¿Quieres echar un vistazo a nuestros proyectos?

 

Imágenes: Kris Moya Studio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies