Octavio Mestre: “La Arquitectura es un marco cultural”

Octavio Mestre: “La Arquitectura es un marco cultural”

El arquitecto, profesor y escritor Octavio Mestre nos ha recibido en su despacho, ubicado en el passeig de Sant Joan de Barcelona, esquina con la calle Aragó.

Justo están hacienda obras delante del edificio. El ruido de las máquinas llega al Principal 1ª. Es una metáfora interesante… la melodía perfecta para la conversación que iniciaremos en unos minutos.

Un despacho elegante, se respira tranquilidad. Un lugar agradable donde parece fácil concentrarse y trabajar duro durante horas. Los grandes protagonistas son los libros, los cuales escalan por las estanterías y suben hasta arriba, hacia el final de un techo inmenso. Un sueño para los amantes de la lectura, de la Arquitectura y del diseño de interiores.

Los profesionales del despacho Octavio Mestre han trabajado juntamente con OIC Penta en varios proyectos: Travessera de Gràcia-Amigó, las diversas reformas del Pedralbes Centre, la Casa Oller, entre otros…

Y, por esta razón, nos reunimos para hablar sobre Arquitectura, sobre edificios, sobre lo que va más allá de las vigas y el cemento.

Octavio Mestre es un hombre con tanta energía que consigue que sus días tengan más de 24 horas. Arquitecto de profesión, docente por pasión y director de la revista t18 Magazine. Positivo, viajero y curioso, nos habla sobre su trayectoria profesional, el presente y todo lo que vendrá en el futuro.

 

  • Empezamos por las raíces, ¿por qué escogiste la profesión de arquitecto?

Yo siempre he creído más en las no-vocaciones que en las vocaciones. Sabía muchas cosas que no quería ser en mi vida, pero tenía muchas inquietudes y las continúo teniendo. Me matriculé en Arquitectura y en Medicina, el mismo año… Hubo un momento en el que tuve que dejar Medicina porque no podían ser las dos cosas al mismo tiempo.

Todavía ahora sigo queriendo ser muchas cosas. Escogí Arquitectura porque me parecía que era una manera de entender la vida y una forma de crear una ventana para mirar el mundo. Se trata, pues, de un marco que te permite entender: las relaciones entre personas, los países cuando viajas, las relaciones espaciales, la construcción de los paisajes. La Arquitectura es un marco cultural.

 

  • ¿Podrías nombrar a un arquitecto o arquitecta de referencia?

Tengo muchísimos, ¡centenares! Hay tanta gente que te influencia a lo largo de la vida… Desde los primeros arquitectos del movimiento moderno: Le Corbusier, Mies van der Rohe, Frank Lloyd Wright, Alvar Aalto. Todos estos arquitectos han sido fundamentales para nuestra historia, pero también diría arquitectos contemporáneos. He tenido la suerte de haber trabajado con Coderch de Sentmenat y Enric Miralles, arquitectos catalanes que son auténticas figuras mundiales y que me han enseñado muchas cosas, no solo a nivel formal o a nivel de entender la profesión, sino a nivel de honestidad, de cómo afrontar los retos.

 

  • Más allá de las personas, ¿tienes alguna otra fuente de inspiración?

Una vez leí de un escritor que decía: “la auténtica patria de cada uno es su propia infancia” y lo que sí que es cierto es que, para todos nosotros, nuestra historia personal es lo que acaba siendo nuestra gran fuente de inspiración. Yo creo que es la propia vida, las lecturas y los viajes lo que te acaba influenciando o inspirando.

 

  • ¿Qué consejos das a los estudiantes de Arquitectura?

Les digo que la vida es muy larga y que ellos son más ricos que yo porque tienen toda la vida por delante. Muchas veces los alumnos me dices “me gustaría ser como usted, me gustaría haber hecho tantas cosas como usted” y yo les digo que solo tienen veinte años y yo, a su edad, todavía no había hecho nada.

Al final, lo que es cierto es que los jóvenes tienen una gran posibilidad porque el mundo será suyo. Tienen que entender cuáles son los problemas que la sociedad tiene en cada momento y trabajar para resolverlos. Y, como dice Italo Calvino en el último párrafo de su obra Las ciudades invisibles, “buscar y saber quién y qué, en medio del infierno, no es infierno” para poder ser positivos y prepositivos.

 

  • Si tiene que escoger, ¿obra nueva o rehabilitación?

Esta es una pregunta trampa… ¡Depende! Rehabilitar un edificio modernista catalogado individualmente es una experiencia maravillosa. Por otro lado, hacer un edificio de obra nueva como lo que haremos ahora con OIC Penta en Sant Cugat es fantástico.

Yo te diría que más que obra nueva o rehabilitación, lo importante es que podamos hacer siempre obras que sean emocionantes, que sean proyectos donde puedas aportar ideas y tu experiencia. Esto no es tan fácil. Cada vez hay más proyectos sin Arquitectura. Más proyectos sin proyecto. Proyectos que solo son pura gestión.

 

  • En el momento de llevar a cabo una obra, ¿cuál es tu parte preferida?

Yo escogería tres momentos. En primer lugar, el momento creativo, cuando estás pensando la obra. Es un instante muy íntimo, en el cual actúa todo tu bagaje cultural, su historia.

Otro momento muy bonito es cuando hacer obra nueva, sales del nivel de tierra porque has hecho los fundamentos y ves que la obra empieza a crecer. Ver cómo crece es un periodo muy emocionante.

Finalmente, destacaría cuando la obra está acabada y te das cuenta de que los clientes están muy satisfechos y te dan las gracias. Es emocionante escuchar que el cliente utiliza las mismas palabras que tú para explicar el proyecto y te das cuenta de que han entendido el mensaje que querías trasmitir y que valoran tu trabajo.

 

  • ¿Cuál es la obra que más te ha marcado hasta el momento?

Mi casa en Tamariu. Es como una mujer muy guapa, pero no vistosa. La tienes que mirar dos veces y, cuando la miras por segunda vez, te das cuenta de su belleza.
He construido alrededor del mundo, pero hacer tu casa te marca. Es el proyecto donde puedes plasmas todo lo que eres.

 

  • ¿En qué estáis trabajando actualmente?

Ahora mismo estamos trabajando en varios proyectos. Estamos reformando dos viviendas en primera línea de mar en Castelldefels, la Casa Oller, las zonas comunes de la Torre B1 con Coblonal, la sede del Credit Suisse en la Diagonal, la sede de Alexion en la Diagonal, también, una antigua fábrica de aceite en el 22@ como co-working, el Centre Comercial Paddock en Sabadell y la ampliación del Centro Comercial Gran Jonquera.

Por otra parte, estamos realizando proyectos como una residencia universitaria en Esplugas, el anteproyecto de un Golf en Aravell, la Escuela de Rugby u el apartemento asociado en Font-Romeu, un anteproyecto de 300 viviendas a los alrededores de Barcelona, acabamos de acabar el Hotel SPA Bonmont en Mont-Roig del Camp y en breves empezaremos la nueva sede de Magic Box en Sant Cugat.

Asimismo, a nivel cultura, estoy dando clases de máster en la escuela universitaria de diseño e ingeniería de diseño industrial Elisava, estoy impartiendo un curso de inglés de introducción a la Arquitectura en la UIC (Universidad Internacional de Catalunya), continuo con la revista digital t18 Magazine y de aquí a final de año publicaré cuatro libros más, uno con la Fundación ARQUIA y los demás con Altair.

Últimamente, además de libros de nuestra obra y libros de pensamiento, publicaremos una colección nueva con Altair que se llamará “Guías de Arquitectura para no arquitectos”, donde intento explicar por qué y cuáles son los edificios que debes ir a visitar cuando vas a determinadas ciudades. Empezamos con la presentación de las guías de Nueva York, Tokio y Roma.

 

  • ¿Qué me puedes decir de Octavio Mestre Arquitectos?

Es un despacho pequeño, voluntariamente pequeño… Intenta ser ágil y creativo. Por el hecho de ser pequeño, no necesita tener un volumen de obras determinado y, por tanto, me permite ser muy libre y trabajar a diversas escalas. Esta estructura me permite conocer mis carencias como Octavio Mestre arquitecto: sé lo que sé hacer y lo que no sé hacer. Ahora mismo, mi trabajo es hacer de director de orquestra, trabajando, cada vez, con los mejores músicos.

 

  • ¿Qué crees que se aportan mutuamente Octavio Mestre Arquitectos y OIC Penta?

Yo admiro mucho a la gente de OIC Penta. Tengo la suerte de conocer muchas empresas contratistas y después de haber trabajado y construido, aproximadamente, 150 edificios (parece mucho, pero es un tema de edad). Penta es una empresa muy seria y honesta, a la que he visto crecer y que tiene la suerte de tener un equipo formado por enormes profesionales.

Se trata de una empresa con la que me siento muy cómodo trabajando porque compartimos valores: trabajo, esfuerzo y honestidad.

 

View this post on Instagram

Avui hem entrevistat a l’arquitecte Octavio Mestre @om_arquitectos. Ens ha rebut al seu despatx, ubicat al passeig de Sant Joan de Barcelona. ?????? ?????? Obres a l’entrada de l’edifici, una sala plena de llibres i una conversa sobre la professió d’arquitecte, la inspiració, els millors moments d’una obra, projectes destacats que han marcat una època, el present i el futur. ?????? ?????? Els professionals del despatx Octavio Mestre han treballat juntament amb OIC Penta en diversos projectes: Illacuna, Travessera de Gràcia, el Dau, la Casa Oller, entre d’altres. ??? ?????? ?????? Aviat trobareu l’entrevista completa al nostre blog, on podreu conèixer a l’arquitecte (però també professor i escriptor) Octavio Mestre, qui parla de l’arquitectura amb amor, passió i completa devoció. ? ? ?????? ?????? #OICPenta #OICPentaprojectes #Entrevistes #OctavioMestre #Arquitectura #Arquitectes #PassióperArquitectura

A post shared by Obres i Contractes PENTA, S.A. (@oic_penta) on

Write a Reply or Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies